Zenks! - 24 feb. 2015

Aplicar lo que uno predica y la era de los Makers

IMG_pos_Julian_de_C

 

Me pide Miguel que le escriba “algo para el blog de Zenks!”, y me sugiere que lo haga sobre un libro del que le he hablado en más de una ocasión:  Makers de Chris Anderson.

Y como supongo que no todos los potenciales lectores del blog están relacionados con el mundillo de Internet, creo que debería empezar por presentar al autor, verdadero mito para muchos de nosotros. No sólo por su posición durante años como editor de la prestigiosa revista “Wired”, sino -y sobre todo- por ser el primero que habló del concepto de “Long Tail”, que tanta claridad ha aportado sobre los nuevos modelos de negocio que nacen en el entorno electrónico en que nos estamos progresivamente enredando.

Tal vez muchos de nosotros hayamos oído hablar de “Long Tail” sin saber que la idea procede de un artículo suyo de 2.004 en Wired que posteriormente convirtió en libro bajo el revelador título de “The Long Tail: Why the future of business is selling less of more”. En este libro, Anderson nos cuenta cómo el clásico Pareto que en los comercios del mundo físico hace que el 20% de los productos generen el 80% del valor, cambia en el mundo online donde más del 50% de las ventas de Amazon están muy lejos de ese pequeño porcentaje de “productos más buscados”.

Aunque fuera sólo por esa aportación, valdría la pena tener en cuenta al personaje. Pero aunque entre el Long Tail de 2.006 y el Makers de 2.012 hay otras muchas cosas interesantes, esto es un blog, vuestro tiempo oro, y no me han pedido una biografía de Anderson sino un comentario de por qué me encanta su último libro.

Si lo resumo en dos ideas y empiezo por la última, lo que más me impactó es que el autor cree tanto en su propia tesis que a raíz de este libro abandonó Wired para fundar su propia empresa de fabricación, con la que le está yendo francamente bien al aplicar lo que predica. Raro arrebato de coherencia el suyo, frente a una mayoría de autores de libros de negocios que no suelen pasar de lo puramente especulativo.

Pero lo que más me llamó la atención es que la tesis central del libro era algo que yo estaba experimentando en mi vida profesional, pero sin haber tenido la capacidad de deducir que el fenómeno no sólo me afectaba en uno de mis proyectos profesionales, sino que se trata de algo mucho más amplio y con un potencial de disrupción aún mayor que el de la propia Internet.

Dicha tesis de la obra se podría resumir con el título del artículo del cual procede: “Atoms are the new bits”. Porque en opinión de Anderson, la capacidad de producir que están poniendo en nuestras manos las impresoras 3D, las cortadoras láser y los scanners tridimensionales, potenciados por la capacidad de comunicar y compartir que ofrece Internet a las comunidades de Makers, van a cambiar a fondo el panorama de la fabricación en el mundo. La parte introductoria, donde rememora la experiencia de su abuelo (un suizo emigrado a USA que hizo algún dinero diseñando sistemas de riego automático) con la que él ha vivido diseñando y produciendo sistemas similares ochenta años después, es muy reveladora. Su abuelo -nos cuenta Anderson- pudo diseñar y fabricar un prototipo de sistema de riego, pero no tenía posibilidad de montar una fábrica. Y en aquella época eran los dueños de los medios de producción quienes decidían qué se iba a fabricar … justo al contrario de lo que empieza a suceder ahora, en que cualquiera puede producir series pequeñas de cualquier producto imaginable gracias a estas incipientes tecnologías.

Si pensamos que el mercado de las cosas es -al menos- cinco veces mayor en valor que el de las industrias de la información que han nacido de la web, podéis hacer un cálculo del potencial de negocio que tendría esta nueva revolución industrial que el autor predice. Como para dedicarle un rato, ¿verdad?

Pero es que aún hay más. Para quienes nos estéis familiarizados con los conceptos de “hardware abierto”, “crowdfunding” y lo que implican las nuevas formas de colaboración empresarial que están naciendo, el libro tiene una segunda parte que añade estos elementos a la descripción del “Long tail de las cosas” que contiene su primera parte.

Es decir: un libro polémico, apasionado, brillante, vivido en primera persona, y que aplica al nuevo entorno de los negocios muchos de los principios que queremos que impregnen al movimiento Zenks! Así que … ¡estás tardando en leerlo!

Zenks!

Julián de Cabo